Skip to content

Diálogo democrático + Conocimiento

Menu

Aprovechamiento de agua subterránea: un conflicto entre comunidades indígenas y una empresa privada.

Implementado por:
Fundación para la Conservación del Bosque Chiquitano

Chochis, localidad ubicada en el municipio de Roboré, se caracteriza por gozar de una diversidad de valores naturales y culturales: La serranía, donde se puede observar el Cerro de Chochis con una altura que supera los 1.400 msnm (reconocido como el más alto del sudeste Chiquitano); el Santuario Mariano de la Torre, atractivo Cultural y Centro de Recogimiento Espiritual; ríos cristalinos y vertientes que alimentan los ríos de la región y al Pantanal.

En estos últimos años, se ha encarado propuestas para llevar adelante un manejo sostenible de sus Recursos Naturales y Culturales, teniendo como primera herramienta el Ecoturismo Comunitario, que permite fortalecer el proceso de aprovechamiento sostenible de sus potenciales. Este proceso ha llevado a desarrollar una serie de trabajos que han permitido fomentar estudios para la Puesta en Valor de la Localidad de Chochis y con este argumento se ha logrado la Declaratoria de Chochis como Patrimonio Cultural y Natural del Municipio de Roboré, permitiendo tener un marco regulador que permita la conservación de toda esta riqueza.

Sin embargo, desde el 2008 se instaló una empresa privada en las cercanías del Cerro de Chochis que tenía previsto el embotellado de agua que extraerá del subsuelo (agua subterránea), lo que alertó a la Población de Chochis quienes se articularon con instancias estatales para prevenir la explotación del recurso vital para la comunidad de Chochis y el municipio de Roboré.

Esta iniciativa empezó con el análisis de la demanda de la comunidad ante el directorio en pleno del comité de gestión, impulsando conversatorios con grupos de la sociedad civil de Chochis y el Gobierno Municipal de Roboré.

Así, pasaron a la socialización de los datos que permitió la visibilización del conflicto, entre otras a través de la cuarta versión de la Caravana Tucabaca conociendo nuestra área protegida, su gente y sus recursos naturales.

Esto derivó en el trabajo conjunto con el Concejo municipal en la elaboración de la ley municipal.

Los resultados

El diálogo multiactor entre distintas instancias gubernamentales y de la sociedad Civil, con la activa gestión como parte e interlocutora del Comité de Gestión del área protegida de Tucabaca, promovió mesas de trabajo en el concejo Municipal de Roboré ya ante el ejecutivo para encontrar un instancia consensuada y fundamentada para la determinación que mejor convenga a la población y a la sostenibilidad del recurso.

Esto, a su vez, permitió evitar la afectación sobre el recurso agua como el hábitat de una zona tan sensible ecológicamente como Chochis.